Vive la Vida

¿Cultivar tu propio cannabis?

Cultivar cannabis. Lo hecho en casa, humea mejor.

¿Estás buscando cultivar cannabis por tu cuenta?
Quedate acá y empezá una nueva aventura con nosotros.

Sembrar tus propios cultivos de cannabis tiene un valor agregado, el de tu dedicación. ¡Es como la comida hecha en casa con los ingredientes de tu propia huerta!  Y como de huerta, justamente, se trata, plantar el cannabis que vas a consumir te garantiza la calidad de la cosecha. Desde los comienzos, sabés que estás utilizando la semilla correcta, que respetaste el paso a paso para que el crecimiento del cultivo se dé en las condiciones adecuadas y, como si fuera poco, que no contiene agregados o aditivos que puedan contaminar tu producto final. ¿Cuál puede ser el resultado de tanta dedicación al cultivo? La mejor hierba, la hierba buena, ¡más que buena!

Primero, lo primero, la elección de la semilla.

Cultivar Cannabis - Semilla

Dependiendo de tus preferencias de consumo y/o qué variedad surte mejor efecto para el cuadro de salud que te afecta, será la semilla que debas escoger. ¿Empezamos difícil? De ninguna manera, en Good Brothers te lo hacemos fácil, te vamos a guiar.
¡Para eso están los hermanos!
Aquí te contamos qué semilla te conviene cultivar.

¿Cómo germinar tus semillas?

Germinar tus propias semillas de cannabis requiere que se den tres condiciones indispensables: humedad (agua), temperatura ideal (templada) y la mejor ubicación posible. A continuación te detallamos dos técnicas simples:

Directamente en el medio de cultivo:

Tomá una maceta, colocá el medio de cultivo. Este puede estar compuesto de sustratos o medios neutros como fibra de coco, perlita, vermiculita o fibra de roca. Colocá las semillas y cubrilas. Plantando directo en el medio de cultivo elegido, evitás que la planta sufra el estrés que le ocasionará el posterior trasplante. Tené en cuenta que los medios neutros funcionan sólo con el aporte de fertilizantes. Regá cada 3 días.

En recipiente con papel absorbente:

Necesitás un recipiente con tapa, puede ser un frasco de vidrio o bowl con tapa. Colocás una servilleta húmeda en la base del recipiente, sobre esta, colocá las semillas, y luego, las cubrís con otra servilleta también húmeda. Ubicá el recipiente en un lugar oscuro y templado y considerá que la humedad de las servilletas es para que las semillas abran, no para que se pudran (te recomendamos humedecerlas  con un rociador). En aproximadamente 7 días, vas a ver el brote.

Etapa de crecimiento de la planta.

En exterior:

El crecimiento de la planta se expresará con la libertad que el espacio le permita a sus raíces, pudiendo llegar a medir hasta 4 metros. También dependerá de, si se cumplen o no, el resto de las condiciones, que son: riego, luz, aire y algún fertilizante rico en nitrógeno (indicado para la fase vegetativa). Pensá que va a crecer hasta que comience el verano, así que, si no querés trasplantar varias veces, dale una buen espacio radicular desde un principio. Si cultivás en Argentina o en el hemisferio sur, asegurate de que tus cultivos estén expuestos al norte.

En interior:

Tu planta va a necesitar que le crees su hábitat perfecto . 18 horas de luz, buena nutrición, provista por sustratos orgánicos y fertilizantes fabricados para esta etapa de crecimiento y la temperatura ideal. De ser necesario, para mantener el termómetro ambiental, utilizá generadores de aire (ventiladores).  En GOOD BROTHERS, también sabemos crear el ambiente perfecto para que nuestra amistad crezca y te sientas como en casa.

Etapa de floración

La floración es visualmente evidente en las plantas de cannabis, ya que su fisonomía se transforma. De un crecimiento simétrico de sus ramas, estas pasan a comprimirse y a crecer con irregularidad. La distancia internodal (de nudos y entrenudos) disminuye.  En cuanto a los tiempos, la etapa de floración llegará cuando asomen los días de otoño, si tu cultivo es en exterior. En cambio, si tu cultivo es en interior, podés determinar el ciclo de floración,  simplemente, regulando la cantidad de luz (12 horas de luz, 12 horas de oscuridad).

Si estás pensando en cultivar en exterior, considerá que el clima marca los tiempos de tu cultivo. Germiná en primavera o a finales de ésta, y en otoño, recogerás una resinosa cosecha augurándote un invierno tibio y relajado.

¡Cultivador principiante!: que seguir rigurosamente el proceso de cultivar cannabis por tu cuenta,  no te haga humo la decisión de seguir este camino.

¡Suscribite a nuestro blog y recibí los consejos de nuestros brothers!

¡VIVE LA VIDA!